Aloha Kuonoono (15)

Aloha.

Te echo de menos. Y me odio por ello. Sé que no debo pensar en ti, que debo olvidarme de lo que siento y olvidarte en ese sentido, pero soy incapaz. Y ya no es que me pase horas mirándote en fotos (en casa) o sin que te des cuenta (en persona) porque no lo hago tanto como antes, es algo más. Y peor. Es la simple y pura desesperación de quien sabe que por mucho que haga jamás va a conseguir nada. Ni siquiera cuando nos separemos, que será cuando te diga todo, funcionará. Tiene gracia: me estoy rechazando a mí mismo hablando como si fueras tú. Pero lo que tiene verdadera gracia es que tú sabes todo esto, pero tienes el mismo miedo (o aún más, si cabe) que yo de terminar con ello, para un lado u otro.

Aparte de esta breve disertación (si coges este chiste, cásate conmigo ahora mismo, por favor), también quería escribir para decirte que soy capaz de hablar (aunque no contigo) de cualquier cosa. Soy un buen conversador, pero soy incpaz de hablar contigo. Me das miedo, haces que me ponga nervioso. Como si nunca hubiera hablado con alguien que me gustara. Por ello me paso tantísimo tiempo callado cuando estamos a solas. Lo siento. Eso sí, me encanta que me cuentes tus cosas e historias.

Ah, por cierto, deberías mirar más a menudo a la ventanilla de enfrente.

Aloha a mahalo, Kuonoono.

Anuncios

~ por Dan Lorba en 26 diciembre, 2009.

Una respuesta to “Aloha Kuonoono (15)”

  1. Doy fé, es un gran conversador … y mejor persona 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: