Cartas a una desconocida (6)

Hola desconocida.

Podría escribirte una carta cada día que vengo a la biblioteca. Podría decir que estás preciosa. O cansada. O concentrada. Pero no. Hoy va a ser una carta cortita, compensando las dos de ayer. Es verte estudiar, ahí sentada, y ponerme a sonreir nervioso como un gilipollas. Cada vez que noto que alguien se levanta y se pone a andar, me altero pensando que puedas ser tú viniendo hacia mí. Pero no. Tú sigues sentada, metida entre tanto apunte y la calculadora, con esa sudadera de los The Flinestone (y los vaqueros ajustados y zapas Converse rosas que te he visto al pasar a tu lado) sin apenas levantar los ojos más que para frotártelos un poco. Debería levantarme y ofrecerte Coca-Cola. Pero no.

Adiós desconocida.

Anuncios

~ por Dan Lorba en 13 abril, 2010.

5 comentarios to “Cartas a una desconocida (6)”

  1. ¿Ésta es la última?

  2. Lo dudo mucho, la verdad.

  3. Pues a ver si pasa algo ya, que está quedando un poco monótono, ¿no?

  4. all in
    all in

  5. De monótono nada…….yo lo estoy leyendo tres años después y me parece

    delicioso…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: