Citas (27)

[…]Las condiciones meteorológicas, con todo, era las ideales para sus propósitos. Las olas se lanzaban contra la orilla  una y otra vez, como un odioso y especialmente estúpido pitbull, y los turistas que, inexplicablemente, habían elegido aquel destino en lugar de volar al Mediterráneo por treinta libras parecían todos de duelo aquella mañana. Las cosas falsas nunca han sido más patéticas que en esto. Compró un café instantáneo en el kebab del muelle y se sentó en un banco de cara al mar. Estaba preparado.
Cuarenta y cinco minutos después se hurgaba en los bolsillos en busca de algo que pudiera utilizar como pañuelo cuando una mujer de mediana edad se acercó a él y le tocó el brazo.
-¿Necesita alguien con quien hablar? -dijo condelicadeza.
-Oh. Gracias. No, no, estoy bien.
Se tocó la cara: había estado llorando con más desconsuelo de lo que pensaba.
-¿está seguro? No da la impresión de estar bien.
-No, de veras… Es que he… Acabo de tener una experiencia emocional muy intensa. -Alargó uno de los auriculares del iPod, como si aquello lo explicara todo-. Con esto.
-¿Está llorando por la música?
La mujer lo miró como si Duncan fuera una especia de pervertido.
-Bueno, no lloro por la música. No creo que ésa sea la preposición correcta.
La mujer sacudió la cabeza y se alejó.

Nick Hornby – Juliet, Naked

~ por Dan Lorba en 6 octubre, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: