Moris – Una Tarde en el Metro

Hoy me desperté tarde muy tarde
ya no había billete en mi tren.
Y perdí el autobús de la suerte
y en el Metro oscuro, entré

Hoy me desperté tarde muy tarde
y hasta el Metro oscuro llegué.
Ya no pude pensar, tuve que trabajar
y después ya volver a mi hogar

Ahí va el taxi, luz verde y vacio
no hace frío, voy a caminar
por las calles de Bravo Murillo hasta el fin
hasta Plaza Castilla, yo iré

Luce un coche por esa avenida
una moto que ruge un camión
un chaval despeinado que se irá a acostar
en la gasolinera alguien tiene su hogar

La cabina está muy vacía
a estas horas, ¿a quién voy a llamar?
No parece un lugar donde irse a confesar
porque ya tus amigos no contestarán

Ahora mismo el circo se ha ido
desteñidos carteles de alguna elección
y la torre de agua de Plaza Castilla
guiña el ojo de rojo a aquél jet que pasó

Qué te puedo contar, entrañable chaval
si la vida está bien aunque el mundo esté mal
te veré en la autopista desierta
y en el Metro oscuro también

~ por Dan Lorba en 20 octubre, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: